ER Diario
06/03/2021

Sector de estatales cuestiona exclusión de parte del aumento salarial

El Secretario de Hacienda afirmó que se trató de un error de redacción y que iba a ser revisado.

La Administración Bordet fijó por decreto (174/21), dando por finalizada unilateralmente la paritaria, un incremento del 15 % sobre los haberes de septiembre (de 2020), para todos los escalafones, frente a un año que cerró con una inflación del 36,1 % para el 2020 y un 2021 que inicia con el 4 % en enero en el índice de precios del INDEC.

Adicionalmente, en el Art. 6 del decreto en cuestión, se incorpora por medio de un código remunerativo (es decir, no forma parte del sueldo básico), la suma fija escalonada a cuenta de paritarias, que comenzó a abonarse en forma no remunerativa (vulgarmente: en negro) a todos los empleados públicos a partir del mes de octubre (Dto 1634/20), para compensar la ausencia de paritarias.

Ahora bien, ese aumento que, de por sí resulta distorsivo por tratarse de sumas fijas y no porcentajes, trae consigo una omisión que poco ha sido divulgada: excluyó deliberadamente al personal fuera del escalafón general (p.ej. Tribunal de Cuentas, Tesorería General, Empleados viales, Contaduría General), excepto al personal docente, seguridad, sanidad (enfermería y profesionales), policía y servicio penitenciario.

Sobre este punto, fue consultado el Secretario de Hacienda Gustavo Labriola en el programa radial Economía de Bolsillo (Radio UNER), quien afirmó que se trató de un error de redacción y, que, por lo tanto, iba a ser revisado. Pese a ello, los empleados perjudicados con esta decisión del gobierno provincial (es decir, los que solo recibieron el 15 % sobre el básico sin el código de la suma fija) que han sido consultados, desconfían de esta versión, puesto que afirman que se trata de una decisión política, además que, hasta el momento, no han sido informados de que esta revisión sea cierta.

Así las cosas, mientras la incertidumbre continúa, estos empleados han sufrido un recorte en términos reales de su salario de más de 20 puntos; deterioro que se acrecienta mes a mes.

Vale marcar que, en la interpretación del Gobierno, se llega a un aumento del 36 por ciento al salario mínimo de trabajadores estatales y docentes a partir de febrero compuesto por un 15 por ciento más la suma fija que registrará un incremento del 25 por ciento y que están cobrando el 97 por ciento de los trabajadores públicos y docentes desde octubre del año pasado.

Entrevista a Labriola en Economía de bolsillo

 

Decreto 174/21

Entre Ríos Diario