ER Diario
03/06/2021

Paraná aprobó multar a quienes organicen fiestas clandestinas

La norma "busca disuadir a la población en cuanto a la realización de fiestas o reuniones clandestinas, y así proteger la salud de los paranaenses", dijo Zoff.

En la sesión ordinaria que el Concejo Deliberante local celebró este jueves, se dio sanción por el voto mayoritario de los ediles presentes a la ordenanza que fija multas que oscilan entre los 270.000 y los 2.231.000 pesos a quienes realicen fiestas clandestinas o privadas durante la pandemia del Covid – 19, en esta capital.

Las disposiciones de la norma impulsada por los concejales del Frente Justicialista “Creer”, incluye a quienes violen las restricciones dispuestas por los poderes Ejecutivo Nacional, Provincial y Municipal, en lo que respecta a la reunión de personas.

Las sanciones previstas alcanzan a los responsables de organizar, prestar servicios y concurrir a fiestas privadas, clandestinas, bailes o cualquier tipo de espectáculos de características similares, que se realicen en inmuebles no habilitados al efecto, ya sea al aire libre o en espacios cerrados, sin autorización municipal previa y que pongan en riesgo la salud pública.

Al referirse a la ordenanza aprobada, la viceintendenta Andrea Zoff afirmó que la misma “busca disuadir a la población en cuanto a la realización de fiestas o reuniones clandestinas, y así proteger la salud de los paranaenses”.

Y destacó que el dinero producto de la aplicación de las sanciones económicas “será destinado para la compra de equipamiento médico e insumos para la prevención y asistencia sanitaria; como también para el Fondo de Emergencia Económica que ha dispuesto el Gobierno Municipal y que consiste en una línea de créditos a tasa cero dirigido a empresas o trabajadores independientes impedidos de ejercer plenamente la actividad debido a la pandemia”.

En este marco, la norma prevé que quienes sean sancionados quedarán excluidos del listado de proveedores de la Municipalidad de Paraná, siendo el juez de Faltas quien tendrá la facultad de evaluar la participación que tuvo cada persona en la realización de este tipo de eventos.

Además, contempla un incremento de la sanción en un 30 por ciento en aquellos casos en que la infracción “sea cometida por funcionaria o funcionario público, cualquiera sea su rango o jerarquía”.

Por último, el organismo a cargo de la constatación de las infracciones será la Dirección General de Habilitaciones, dependiente de la Secretaría Legal y Administrativa Municipal; en tanto que serán competentes para el juzgamiento de las mismas los Juzgados de Faltas de la ciudad de Paraná.