ER Diario
26/04/2021

Gualeguaychú volvió a marchar contra Botnia

"Insistiremos ante la Justicia Federal de Gualeguaychú", anunciaron desde la Asamblea Ambientalista.

Una importante caravana de autos partió desde Arroyo Verde hacia el puente internacional General San Martín, y luego regresó al paraje de la ruta 136, donde por años se realizara el corte en el marco de la lucha contra la instalación de papeleras en la República Oriental del Uruguay.

Participaron el Intendente Martín Piaggio, el senador Jorge Maradey, el ex intendente Emilio Martínez Garbino y el  abogado asambleísta y dirigente del GEN, Osvaldo Fernández, Luis Leissa, entre otros dirigentes políticos.

El intendente Piaggio dijo que el puente había sido vallado por el gobierno uruguayo, lugar hacia donde llegaron unos 15 autos, por lo que allí se inició el regreso.

“El gesto nos cayó muy mal. No va en sinto ía con lo que le está pasando a dos pueblos hermanos, pero más enaltece la movilización. Es muy importante la convocatoria, una organización muy prolija de la Asamblea de Gualeguaychú y el pueblo vuelve a dejar en claro la vigencia de esta lucha”, dijo Piaggio, según recogió Máxima Online.

La gente antes de las 15.30 horas, horario establecido por la organización se encontraba en Arroyo Verde, en medio delestricto protocolo determinado por la organización debido a la pandemia.

Luego de las 16 horas, la caravana partió rumbo al puente internacional, para que en su regreso se escuchara la proclama.

 

La proclama que leyeron en Arroyo Verde. El texto completo.

“Hoy siguen vigentes las razones que motivaron nuestro reclamo contra la instalación de BOTNIA -UPM, y su posterior producción contaminante, que deteriora nuestras fuentes de VIDA, el Agua, el Aire y la Tierra. Llevamos más de diecisiete años gritando desde nuestro hito de Arroyo Verde, que BOTNIA DEBE IRSE DEL RIO URUGUAY.

Lamentablemente no hemos tenido respuestas eficaces, éste emprendimiento se ha mantenido por la desidia y la falta de medidas más eficaces por parte de los poderes del estado.

Insistiremos ante la Justicia Federal de Gualeguaychú, con la investigación por el delito de propagación de efluentes, contemplado en la Ley 24051 y en reclamar que ante el incumplimiento de la República Oriental del Uruguay, se active el Protocolo de San Luis, que ambos Países han firmado. Venimos también a ratificar que la histórica claudicación de nuestro Estado Nacional en sus diferentes estamentos ha permitido que se siguiera con el proyecto Botnia UPM, debemos revertirla ante la próxima construcción de la tercera pastera del Uruguay, ahora sobre el Rio Negro, que generará más contaminación

Una y otra vez hemos denunciado públicamente la falta de compromiso de las autoridades:

  • Repudiamos la presencia de BOTNIA -UPM Fray Bentos.
  • Repudiamos el proyecto en marcha de UPM2 en Pueblo Centenario sobre el Rio Negro (ROU) tributario del Río Uruguay. Nos sentimos parte de la comunidad Uruguaya por este reclamo, que nos afectará a todos sin duda alguna.
  • Repudiamos la ampliación de Kemira, productora de los elementos tóxicos vertidos en Fray Bentos, a nuestro río, aumentando la contaminación a límites insospechados, para satisfacer las necesidades de UPM2.
  • Repudiamos la modificación del Digesto del Rio Uruguay por parte de la CARU (Uruguaya y Argentina), permitiendo mayor concentración de tóxicos en el vertido al río, en vez de procurar su disminución, violando el principio de no regresión. Paralelamente sí aprueban rápidamente el aumento del calado de las vías navegables, para que estas Industrias Piratas puedan llevar lo saqueado a nuestra tierra, lo más barato posible.
  • Repudiamos la derogación de la Ley de la madera, que no permitía la venta a Emprendimientos contaminantes del Uruguay, y hoy vemos salir camiones con madera de nuestra propia Ciudad rumbo a BOTNIA, vendida por Empresas inescrupulosas.
  • Repudiamos que luego de más de siete años de gestiones, sigamos sin saber qué respiramos. Estuvimos años creyendo en la efectividad del registro de la estación de monitoreo de Ñandubaysal, y hoy sabemos que era un punto neutro para el registro de aire contaminado.

Hoy, nuevamente no se ponen de acuerdo los responsables del cuidado de nuestro ambiente a todos los niveles y seguimos esperando resultados que no se concretan. Los Sensores de aire, siguen esperando ser colocados y los ciudadanos esperando los resultados.

La razón nos asiste, y sobre todo la necesidad de frenar la destrucción del ambiente.

Nuestra Constitución en su Artículo 41 nos otorga el derecho de gozar de un ambiente SANO. La explotación descontrolada de la naturaleza, trae una crisis donde el ser humano corre el serio riesgo de ser su víctima. PEDIMOS a nuestras autoridades presentes y futuras, actuar con la energía y convicción necesarias, para que con prisa y sin pausa frenen estos atropellos y respondan al reclamo constante de nuestro Pueblo”.

“¡Si a la vida – No a las papeleras! ¡No a todo emprendimiento contaminante! ¡Fuera Botnia del Rio Uruguay!”

Fuente: Máxima Online – Entre Ríos Diario