ER Diario
15/05/2021

El coronavirus es más letal en regiones pobres

"Es clave conocer el impacto diferencial del virus para enfocar las prioridades de política pública en materia de salud y seguridad alimentaria", dicen desde el Centro de Estudios de Económicas - UNER, que realizó un informe.

Por Exequiel Flesler

El Centro Interdisciplinario de Estudios de la Facultad de Ciencias Económicas (CIEFCE) de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) elaboró un nuevo informe de coyuntura, en este caso sobre el impacto regional del Covid-19. El trabajo, autoría de Leandro Rodríguez, Ignacio Trucco y Grabriel Weidmann, se titula: Impacto regional del COVID-19: ¿El virus SARS-CoV-2 es más letal en las zonas pobres de la Argentina?

Puesto que la capacidad y velocidad de propagación del Covid-19 derivada de su facilidad de contagio, implica una rápida penetración del virus a través de los asentamientos humanos, especialmente los más densamente poblados es que el Coronavirus se difunde inexorablemente a todas partes y parece alcanzar hasta los lugares más remotos.

“El virus llega siempre, pero su impacto es diferente según la región”, advierten los investigadores y dan cuenta del propósito de su texto: “presentamos un análisis estadístico exploratorio del efecto regional del COVID-19 en Argentina, computando su variable decisiva: la tasa de mortalidad. Es decir, nos preguntamos qué tan letal es el virus desde el punto de vista regional. Particularmente, buscamos enfocarnos en el examen de la relación entre la mortandad y la pobreza”. Sobre este punto, que requerirá nuevos análisis con mayores aportes de datos, anticipan que a nivel internacional diversos estudios concluyeron que los sectores más vulnerables de la población tienen más probabilidades de muerte a causa del Covid-19.

 

¿Cómo impacta el virus según regiones?

Se da una importante variabilidad de la mortandad derivada del COVID-19 en nuestro país. La tasa de mortalidad (muertes confirmadas por COVID-19 en relación al número de contagiados) calculada para los departamentos de las provincias que componen las diversas regiones de la Argentina, evidencia que “el NOA, la Región Centro y la Región Metropolitana tienen niveles de mortandad mayores (por encima del 2%) al resto, mientras la variabilidad al interior de las regiones (por departamento y/o partido) es más alta en el NOA, en el NEA y en la Región Patagónica. En algunas sub-regiones, como los casos de Ledesma o el Cármen en Jujuy, General Güemes u Orán en Salta, la tasa de mortalidad superó el 4% (son 31 departamentos o partidos, de los 524 considerados, en los que la tasa de mortalidad superó ese porcentaje)”, explican.

 

¿En qué medida el COVID-19 afecta diferencialmente a las regiones más vulnerables?

Los investigadores cuestionan que no haya suficientes datos públicos disponibles, lo que claramente dificulta la tarea científica. Aun así, sostienen que “es posible alcanzar una primera aproximación a través de la relación entre las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) y la Tasa de Mortandad a nivel departamento de las distintas regiones y provincias”.

Sostienen que se confirma para la Argentina “la asociación positiva y relevante entre las zonas con mayores grados de NBI y la tasa de mortandad por COVID-19. Es decir, el virus es más letal en los lugares pobres”.

“Cuando las NBI aumentan en uno por ciento la tasa de mortalidad por COVID-19 crece nada menos que 0,41 por ciento”, especifican. Por esto, “tampoco resulta casual que las provincias del norte, de mayores niveles de pobreza, estén sobre-representadas en la cantidad de departamentos cuya tasa de mortalidad supera el promedio. En efecto, el NOA y NEA participan de UN TERCIO (1/33) del total de departamentos computados (175 de 524), sin embargo, en esas provincias se encuentra el 50% de los departamentos cuya tasa de mortandad excede el promedio (57 de 114).

“Las razones de esta circunstancia pueden ser varias: menor capacidad de atención en la infraestructura de salud, dificultades de las personas de menores recursos para acceder a tratamientos adecuados, mayor debilidad en términos de cuidado físico y condiciones vitales, o incluso causas vinculadas al tipo de actividades productivas dominantes. También las variables políticas referidas al tratamiento de la pandemia inciden de modo relevante”, exploran como respuesta.

Necesidades Básicas Insatisfechas y Tasa de Mortandad por Covid-19. Población total (negro) y Población Adulta 49-60 años (rojo)

 

Investigaciones realizadas en diversos países muestran una asociación directa entre mortalidad y pobreza. Cuánto más vulnerable es la población de cierto espacio, mayores serían los riesgos de morir por COVID-19”, dicen Trucco, Weidmann y Rodríguez en sus conclusiones y agregan: “En el caso de la Argentina, lamentablemente no existen estudios profundos sobre el tema. Sin embargo, en una mirada exploratoria y general, hemos visto que pareciera confirmarse la regla: las regiones más pobres tienden a mostrar tasas de mortalidad por COVID-19 superiores que las regiones más ricas”.

Aunque “estos resultados son muy limitados, puesto que no disponemos de una base de datos precisa y amplia sobre otras variables relevantes que deberían considerarse en un modelo más ajustado”, marcan que el “objeto del presente informe es llamar la atención sobre este punto, que entendemos muy relevante, en la medida que es clave conocer el impacto diferencial del virus para enfocar las prioridades de política pública en materia de salud y seguridad alimentaria”.

 

Descargar el Informe completo

Impacto regional del COVID-19 El virus SARS-CoV-2 es más letal en las zonas pobres de la Argentina

Entre Ríos Diario