ER Diario
05/04/2021

Buenas perspectivas para incremento de producción porcina

Mientras el consumo anual de carne de cerdo en el mundo es de 25 kilos por persona, en Argentina apenas supera los 14.

Mientras el consumo anual de carne de cerdo en el mundo es de 25 kilos por persona, en Argentina apenas supera los 14. La brecha indica el umbral de crecimiento para la actividad en el mercado internacional, nacional y provincial, donde el establecimiento de granjas familiares va en aumento.

Un informe elaborado desde el Ministerio de Producción da cuenta que la cría de cerdos creció de manera sostenida en los últimos 10 años, afianzada por el acceso a mejores tecnologías en materia de sanidad, genética, nutrición e infraestructura. Los datos marcan que el incremento de producción y faena, determinó una suba del 61por ciento de las exportaciones durante el 2020, totalizando 41.345 toneladas comercializadas.

“Entre Ríos ha crecido significativamente en esta cadena de valor y desde el gobierno provincial se acompaña al sector”, sentenció el ministro de Producción, Juan José Bahillo; quien incluso ponderó las bondades nutricionales de la carne de cerdo.

El 2020 ha sido un año atípico a partir de la pandemia, donde al igual que otras producciones, la porcina debió adecuarse a la situación. Entre marzo y junio se registraron bajas de precios y ventas debido a la desarticulación de canales de comercialización como hoteles, restaurantes y catering. Pero luego se revirtió la tendencia a través del mercado interno familiar, el incremento de exportaciones a China y la reactivación con protocolos de los servicios gastronómicos.

En ese contexto, el presidente de la Cámara de Productores Porcinos de la provincia, Francisco Benedetti, había dicho que “a pesar de las dificultades nuestro sector ha venido en un constante crecimiento en los últimos años”.
El dirigente ponderó que el crecimiento del sector en Entre Ríos es del 300 por ciento en la última década: “A partir de la gran demanda y necesidad del mundo en cuanto a proteínas cárnicas, el sector está en condiciones de aprovechar esta enorme oportunidad de agregar valor, generar divisas y empleo porque tenemos todas las condiciones donde se destaca el alto estatus sanitario”.

Argentina tiene un status sanitario envidiable y con buenos índices reproductivos; sin embargo la exportación actual impacta apenas en el 5 po ciento de lo producido: durante 2020 se lograron 655.313 toneladas de res con hueso, representando un incremento del 7,3 por ciento con respecto al 2019; y se faenó un 3,7 por ciento más con respecto al mismo llegando a 7.005.128 cabezas. Cabe destacar que la participación de Entre Ríos fue de 4 por ciento.

Entre Ríos ocupa el cuarto lugar en producción porcina a nivel nacional, donde el incremento productivo de la última década también se registró en la provincia, triplicando la producción en dicho periodo. Actualmente hay unas 26.990 madres en producción, de las que se obtienen alrededor de 47.000 capones mensuales.

En Entre Ríos existen 165 granjas comerciales, cuyos correspondientes stocks oscilan entre los 100 y los 32.000 animales. Precisiones del Servicio Nacional de Sanidad Animal indican que, del total de la producción porcina entrerriana el 57 por ciento se faena fuera de la provincia, y el 43 por ciento en plantas habilitadas dentro del territorio. Asimismo, el 40 por ciento se destina al mercado entrerriano y el resto va a otras provincias.

Es dable mencionar que en el territorio provincial se convierten, anualmente, alrededor de 122.000 toneladas de maíz y 33 toneladas de soja desactivada en 68.000 toneladas de carne de cerdo para el consumo. Se puede establecer que en la provincia existen 1.589 establecimientos porcinos los cuales se clasifican según el tipo de producción que realizan, que van desde agricultura familiar a criadero y cabañas.